APROMPSI culmina la implantación del Sistema de Gestión de Calidad tras obtener para sus Centros Residenciales y de Día la certificación de calidad de la Agencia De Calidad Sanitaria Andaluza (ACSA)

APROMPSI culmina la implantación del Sistema de Gestión de Calidad tras obtener para sus Centros Residenciales y de Día la certificación de calidad de la Agencia De Calidad Sanitaria Andaluza (ACSA)

Queremos dar la enhorabuena a nuestros Centros Residenciales y de Día de La Yuca (La Guardia), Magdalena Pulido (Mancha Real), María Mackay (Cazorla), Vicente de la Cuadra (Andújar), y Manuel Millán (Jaén capital), que acaban de conseguir el certificado de calidad, en nivel avanzado, que emite la ACSA (organismo dependiente de la Junta de Andalucía, encargado de evaluar la calidad del servicio que se ofrece en centros sociales, sanitarios, formativos, entre otros).

La obtención de esta certificación sitúa a APROMPSI entre las entidades pioneras en obtener esta distinción dentro de nuestra provincia y a nivel autonómico, reforzando nuestro firme compromiso con la mejora continua de nuestros servicios, y volviendo, una vez más, a lo largo de nuestra amplia historia, a posicionarnos en la vanguardia de la atención a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo.

La consecución de este certificado ha supuesto un duro y largo proceso de años de preparación, mejoras, cambios e inversiones, que ha logrado finalmente dar sus frutos, gracias al fuerte compromiso y al trabajo en equipo de profesionales, personas usuarias y familias.

A diferencia de otro tipo de reconocimientos, para lograr la Certificación de Calidad de la ACSA, APROMPSI ha tenido que someterse a una exhaustiva y complicada evaluación, en la que durante más de un año se ha ido demostrando, con pruebas fehacientes, el cumplimiento de los múltiples y variados estándares que impone este organismo, y que afectaban a todas nuestras áreas de trabajo.

Además, durante el pasado mes de noviembre, nuestros centros tuvieron que superar una completa visita de inspección, dirigidas por un equipo de evaluadores profesionales de la ACSA, que comprobaron directamente nuestros métodos de trabajo con las personas usuarias, entrevistaron a familias, revisaron las instalaciones, nuestros sistema de gestión, la calidad del servicio, etc., examinando al personal y nuestros protocolos de actuación.

En cualquier caso, esta certificación, viene a reconocer nuestra buena labor y nos da más ganas, si cabe, de continuar avanzando y reforzando nuestro compromiso con la calidad de los servicios que prestamos, desde hace más de 50 años.

Por ello, nuestro siguiente reto es mantener dicha certificación, más allá de sus cinco años de vigencia, estableciendo para ello un plan de trabajo integral, que nos asegure mantener el cumplimiento de los estándares de calidad superados, e incluso seguir mejorando nuestro nivel de certificación en futuras evaluaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*