APROMPSI triplica su capacidad en el Servicio de Atención Temprana y Rehabilitación Funcional del Complejo Asistencial María Mackay para así atender la demanda de niñ@s de la comarca de Cazorla

APROMPSI triplica su capacidad en el Servicio de Atención Temprana y Rehabilitación Funcional del Complejo Asistencial María Mackay para así atender la demanda de niñ@s de la comarca de Cazorla

APROMPSI ha finalizado las obras de remodelación integral de su Complejo Asistencial María Mackay en Cazorla donde se presta atención actualmente a más de medio centenar de personas con discapacidad intelectual en sus servicios de residencia para gravemente afectados; estancia diurna con terapia ocupacional; y atención temprana. De esta forma, y tras las obras, el Complejo cumple con todos los requisitos para su acreditación como centro de servicios sociales para la atención de personas con discapacidad intelectual.

El objetivo de estas obras, tal y como explica el presidente de APROMPSI, Vicente Oya, ha sido dar cumplimiento a lo recogido en el plan estratégico de la asociación que establece la mejora de las instalaciones de sus centros en el periodo comprendido entre 2013 y 2017.

De esta forma, la intervención en el centro de Cazorla ha logrado una reorganización de los espacios que permite dar respuesta a la creciente demanda de niños y niñas de toda la comarca que precisan del Servicio de Atención Temprana y Rehabilitación Funcional. En la actualidad, son 20 menores los que se atiende en este servicio, pero “necesitábamos de un mayor espacio para dar una correcta y adecuada respuesta a la demanda que estamos teniendo y a las necesidades que hay en la comarca”. De esta forma, se ha conseguido que la atención temprana pueda llegar en un primer momento hasta 40 menores y tener capacidad de atender hasta 60 niños y niñas, con lo que se da respuesta a la lista de espera que hay en este servicio.

La consejera de Igualdad y Bienestar Social, María José Sánchez Rubio, y el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, han visitado este lunes las instalaciones del María Mackay en un acto en el que han estado acompañados por personas usuarias, profesionales de APROMPSI, familias de personas atendidas, así como miembros de la junta directiva de la asociación.

Oya ha puesto en valor “el magnífico trabajo” de los profesionales de APROMPSI y también “el gran esfuerzo” realizado por APROMPSI para llevar adelante estas obras en las que ha invertido 451,734 euros. Esta cantidad ha sido financiada íntegramente por la asociación, excepto una ayuda concedida por la Fundación ONCE de 28.500 euros.

Para APROMPSI, “la prioridad son las personas con discapacidad intelectual y sus familias, de ahí que todos nuestros esfuerzos vayan encaminados a prestar servicios que se adecuen tanto a las necesidades como a lo que se nos demanda e intentamos llegar hasta el último rincón, con mucho esfuerzo, pero siempre con el convencimiento de que tenemos que hacerlo” .

En su visita a las instalaciones, la consejera María José Sánchez Rubio ha agradecido a las personas que las atienden “su dedicación e implicación” para normalizar, en la medida de lo posible, la vida de las personas afectadas con graves daños. “Necesitamos más ejemplos como el de Aprompsi, de personas que apuesten, como lo hacéis vosotros y vosotras por la inclusión y la igualdad, teniendo en cuenta todas las capacidades”, ha añadido.

En su visita a las instalaciones, la consejera ha agradecido a las personas que las atienden “su dedicación e implicación” para normalizar, en la medida de lo posible, la vida de las personas afectadas con graves daños. “Necesitamos más ejemplos como el de APROMPSI, de personas que apuesten, como lo hacéis vosotros y vosotras por la inclusión y la igualdad, teniendo en cuenta todas las capacidades”, ha añadido.

El complejo que ha visitado está integrado por una residencia destinada a personas gravemente afectadas y un centro de terapia ocupacional. Cuenta con 40 plazas concertadas con la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA), de las que 22 corresponden al programa de atención residencial para personas gravemente afectadas, 17 a terapia ocupacional y una plaza de respiro familiar, que son atendidas por 26 profesionales.

En total, APROMPSI tiene concertada con la Junta de Andalucía un total de 324 plazas distribuidas en la provincia entre terapia ocupacional (158 plazas), atención residencial (127), estancia diurna (33) y respiro familiar (6). La entidad cuenta en la provincia con once recursos, que son atendidos por 226 profesionales.

Por su parte, el presidente de la Diputación, Francisco Reyes, ha subrayado la “actitud incansable” de APROMPSI para “mejorar su infraestructura y servicios”, demostrando “un gran compromiso” para las personas con este tipo de discapacidades. En ese sentido, Reyes ha puesto de relieve la trayectoria de Aprompsi: “Más de medio siglo de vida contribuyendo a mostrar las capacidades de sus usuarios, a favorecer su autonomía personal y a facilitar su integración social”.